Teleférico de Puebla, el más costoso de México

Foto: www.periodicocentral.mx

Foto: www.periodicocentral.mx

El teleférico de Puebla, inaugurado el 4 de enero de 2015, es el más costoso de los que se han construido en los años recientes en México.

De acuerdo a información del periódico nacional La Jornada, el costo por metro del teleférico poblano fue de 522 mil 164 pesos. Más caro que el de Durango (120 mil pesos por metro); Orizaba (65 mil 212); Chihuahua (89 mil 285), y del estado de México (245 mil 600 pesos por metro). 

Es una obra que cubre la mitad del trayecto para el que fue concebida, que dañó edificios catalogados y en la que se gastó más del doble de lo presupuestado originalmente en medio del secretismo por parte del gobierno local para divulgar los contratos, financiados en parte con recursos federales.

El teleférico de Puebla, inaugurado el 4 de enero pasado, debió estar listo en marzo de 2013, cuando en esa entidad se realizó el Tianguis Turístico, principal evento de esa industria. El 23 de agosto de 2012, el entonces secretario de infraestructura del gobierno local, Antonio Gali Fayad –después alcalde de la capital poblana y ahora actual candidato  al gobierno del estado–, dio a conocer el proyecto de construcción de un medio de transporte que uniría la parte alta del cerro de Loreto con el Barrio del Artista.

Para llevar a cabo el proyecto, el gobierno de Rafael Moreno Valle celebró dos contratos, por adjudicación directa, con la empresa suiza Bartholet Maschinenbau AG.

El primero, firmado el 29 de agosto de 2012, lleva el número 01/2012. Es por 6 millones 11 mil 120 francos suizos, equivalentes a 84 millones 336 mil 13 pesos al tipo de cambio de entonces. Este contrato amparaba la construcción de la línea, estaciones y el montaje.

El segundo, firmado el 30 de agosto de 2012, con el número 10/2012, ampara el trazado de la línea y vehículos por un monto de 5 millones 588 mil 880 francos suizos, unos 78 millones 411 mil 986 pesos.

A los dos contratos con la firma suiza el gobierno del estado sumó un tercero, con AyPP Constructores, también por adjudicación directa y relacionado con la construcción de la obra civil asociada al teleférico.

El gobierno poblano pagó poco más de 90 por ciento a la firma suiza. Pero el proyecto se complicó al punto de que, sobre la marcha, los planes cambiaron.

Fuente: La Jornada

 

Deja un comentario