Migrantes se reúnen 3 minutos con sus familiares, tras años de no verse

Foto: Afp

Foto: Afp

Mexicanos residentes en Estados Unidos se reencontraron ayer con sus familiares mexicanos, tras décadas de no verse a la mitad del río Bravo. Fueron alrededor de 600 personas de ambos lados de la frontera -Ciudad Juárez y El Paso, Texas-, quienes se congregaron en dicho lugar bajo el lema “Abrazos, no muros”, en un lapso de tres minutos.

Esta acción fue  promovida por la organización Instituto Fronterizo Esperanza junto con la Red Fronteriza de los Derechos Humanos. El representante de la primera institución, Dylan Corbett señaló que “este evento se hace con la intención de que las familias puedan saludarse después de muchos años de no verse por sus condiciones legales en Estados Unidos, y para crear conciencia en el gobierno estadounidense y que dé entrada a reformas migratorias”.

Los residentes cruzaron la alambrada del lado estadounidense que refuerza la línea divisoria, y aprovechado que esa zona del río tiene poca agua, familias enteras se arrojaron unos con otros en abrazos, algunos conmovidos con lágrimas.

Del lado mexicano, estuvieron presentes agentes federales y municipales, para evitar que los participantes del evento fueran asaltados, ya que la zona es considerada de alto riesgo porque operan varias pandillas.

Se estima que en Estados Unidos viven unos 11 millones de indocumentados, la mayoría mexicanos que emigraron obligados por la necesidad de encontrar un empleo que les permita subsistir y enviar dinero a sus familias.

Con información de AFP y La Jornada

Deja un comentario