Brasil cae un 5.4 por ciento y confirma su peor recesión en 25 años

Foto: las7maravillasdelmundo.net

Foto: las7maravillasdelmundo.net

El Producto Interno Bruto de Brasil cayó un 5.4 por ciento en el primer trimestre de 2016 comparado con el mismo periodo de 2015,  con esta caída, dicho país latinoamericano sufre la mayor recesión en al menos 25 años y se ve envuelto en una crisis política que lo sacude desde hace meses.  

De acuerdo con un artículo del periódico español El País, la tasa de desempleo en Brasil alcanza ya el 10 por ciento y todas las actividades económicas retroceden, incluida la agropecuaria, que en trimestres anteriores contribuía para aliviar el torrente de cifras negativas. Durante el primer trimestre, el campo brasileño, con una cosecha mala de maíz, reculó un 3.7 por ciento comparado con el mismo trimestre del año anterior.

Pero es la industria la que experimenta un retroceso más fuerte, con una caída del 7.3 por ciento, arrastrada por una caída en la elaboración de maquinaria y de automóviles. Las inversiones se despeñaron hasta alcanzar un significativo 17 por ciento, en lo que constituye la octava caída seguida. La construcción también reculó un 6.2 por ciento, los servicios un 3.7 por ciento, el comercio un 10.7 por ciento y el consumo de las familias un 6.3 por ciento. Solo las exportaciones al extranjero reflejaron un buen resultado en este primer trimestre negro.

Perspectivas de mejora

Con todo, los mercados, a juzgar por varios especialistas, esperaban una caída todavía peor. Para el economista brasileño Juan Jensen, esto último es una tímida señal de que la situación brasileña, dentro de su anemia, mejora. De hecho, los especialistas daban por hecho que el PIB brasileño se iba a desplomar este año un 3.8 por ciento. Ahora, son muchos los que pronostican que caerá solo un 3 por ciento. Según Jensen una de las causas de esto ha sido el comercio exterior.

“Las cifras hechas públicas hoy [por ayer] reflejan la situación del pasado, Lo que importa es que se detectan perspectivas de mejora en el escenario que viene”, asegura Heron do Carmo, profesor de economía de la Universidad de São Paulo (USP).

La recuperación del mercado de trabajo y de las inversiones será, a pesar de esto, lenta: “Las empresas no están trabajando al máximo de sus capacidades, es decir, hay empleados que hacen aún jornadas reducidas”, pronostica Jensen. El desempleo, para este especialista, seguirá alto a lo largo del año y solo empezará a caer en 2017.

Deja un comentario